Bobo: Un estilo llamado bohemio burgués

Fecha de publicación: 29 de Mayo de 2015

Las amantes de la moda no son ajenas a los efectos de contradicción que pueden surgir cuando se acercan a ella. La moda es un mundo colmado de polos que, aunque opuestos, pueden crear también fascinantes armonías. Esta es una de sus muchas cualidades hechizantes.

La contradicción está en el corazón de la moda desde sus comienzos y algunos de los primeros en escribir sobre ella expresaron lo curioso que resulta, desde entonces, que una tendencia “muera” justo cuando llega a su pico. O que querer estar a la moda implique siempre un impulso doble: de querer ser distinto pero de tener ganas de pertenecer también.

La historia de la moda muestra que los estilos de otros tiempos eran más radicales que los que tenemos en nuestro presente. Si se escogía ser rocanrolera, los atributos de una dama no encajaban en el look. Si una mujer se identificaba con el minimalismo, difícilmente se pasaba al territorio del adorno exagerado. No porque las mezclas no existieran sino porque los ideales se entendían más de esa manera: X o Y. Esto o aquello. Y esa forma de experimentar el estilo, la cultura y la vida en general significaba que estilos como lo burgués y lo bohemio fueran tan distintos hasta el punto de verse como opuestos.

El yuppie o el preppy escogía ciertas cosas, pactaba con las reglas, vestía formalmente, usaba sólo ciertas prendas y escuchaba sólo cierto tipo de música. El bohemio, por el contrario, se cultivaba en el terreno de lo rebelde, se oponía a las reglas y vestía para reflejarlo. Uno era comercial, el otro rocanrolero.

Desde los ochenta, sin embargo, corrientes que se veían como opuestas comenzaron a mezclarse sin problema. La cultura del mundo se hizo posmoderna; es decir, llena de contradicciones y de mezclas. La moda, que ya tenía en su corazón esta característica, se sumó, entusiasta, a la celebración de las combinaciones. El acceso a mucha más información hizo que los gustos se volvieran mucho más complejos. El yuppie podía escuchar disco y también rocanrol; el bohemio podía usar blazer y no sólo chaqueta de cuero.

En los 00, salió a la luz un estilo que lograba reseñar todo esto: el Bobo, o bohemio burgués. A nivel cultural, la corriente reflejaba estilos de vida combinados que sacaban un poco de lo correcto y un poco de lo rebelde. En el vestir, las mujeres que lo adoptaron mezclaban rebeldía con prendas clásicas; rocanrol con elegancia; sastrería con flecos; jeans rotos con blusas delicadas; puntadas preppy o formales con accesorios bohemios. Informalidad sensual y relajada con toques chic o bien cuidados. La gracia está en la mezcla. Unos pantalones de cuero y una blusa romántica. Un vestidito sexy y un kimono con flecos. Unos jeans rotos y una camisa clásica como la marinera.

Para muchas mujeres, que saben que su complejidad tiene mucho que ver con sus gustos combinados, el estilo Bobo es como una respuesta natural para expresarse de manera más auténtica. Es libertad; de poder ser formal y no por ello aburrida; de querer ser relejada o rebelde sin verse descuidada.

Es una forma muy francesa también de vestir: hacerlo bien y dejar uno que otro detalle al descuido, como sin esfuerzo. Encontrar lo chic en el contraste. Y el Bobo es también una estampa muy NAF NAF, que en su lenguaje incluye piezas muy suaves, románticas, delicadas, y las dota de detalles que son urbanos, feroces, rockeros. Bobo es la posibilidad de ser compleja: romántica pero también fuerte. La mezcla es más real y permite más juego.

¿Qué opinas del look Bohemio Burgués?

vía pinterest
Comentarios: 0
up
35
vía pinterest
Comentarios: 0
up
32
vía Pinterest
Comentarios: 0
up
39
vía Pinterest
Comentarios: 0
up
37
nsanchez@smdigital.com.co
Comentarios: 0
up
33
vía Pinterest
Comentarios: 0
up
41

Pages

¿Qué opinas del look Bohemio Burgués?
Comentarios: 0

Comentarios

Agregar nuevo comentario

¿Quién Escribe?

Vanessa Rosales

Escritora de moda. Ha sido corresponsal de Vogue Latinoamérica, escritora para Diners, Revista Exclama, Fucsia y Arcadia. Sus columnas de moda en el periódico El Heraldo la inauguraron como una singular voz crítica ante la moda en Colombia. Fue editora de Tutrend.com, Editora de Moda en Cromos y Proyectos Semana. Una formación académica en Historia y una Maestría en Periodismo con el diario argentino La Nación propiciaron en ella la capacidad para mezclar un agudo sentido editorial con una mirada más profunda de la moda y el estilo.

Embajadora de Onda de Mar y Consultora Editorial de Salomón Azulu, en 2012 creó Vanguardstyle.com, especializado en el tema del estilo. Actualmente vive en Nueva York, donde está becada por Parsons The New School for Design en una Maestría en Fashion Studies y desde donde ejerce como Editora del blog de Naf Naf.

vanessa @vanguardstyle.com