Esmaltes: sutileza significativa

Fecha de publicación: 15 de Diciembre de 2015

Esmaltes: sutileza significativa

Una teórica de moda escribió que lo que pone en movimiento a la moda es, realmente, el detalle. La forma cómo se dobla una manga, el cinturón que va no a la cadera sino a la cintura, la mezcla particular de un tipo de cuello, la mixtura de accesorios disímiles, el largo preciso de esa falda.

Esas pequeñeces, sutiles, discretas, tienen efectos significativos en el resultado final de una composición de estilo.

En el arte que es el buen vestir, las pequeñas pero definitivas puntadas de imaginación o de estilismo pueden tener un efecto importante. A los hombres se les escapan estas diferencias, pero las mujeres atrapan con más facilidad la importancia transformadora detrás de un detalle.

No es secreto, por ejemplo, que el mito de las parisinas, de que son artistas para el buen vestir, tiene todo que ver con su agilidad para el detalle. El toque de una cadenita casi invisible. La forma de feminizar un abrigo que tiene un ángulo muy masculino. La manera de coordinar temas que parecen incompatibles. Y así. En esos detalles se esconden muchas veces la magia del look de una francesa deslumbrante.

Tampoco es secreto que las mujeres adoramos el detalle, lo añoramos, lo percibimos, lo buscamos. De hecho, la mirada actual de la moda, hecha de acercamientos, zooms en alta resolución, y planos cerrados, tiene todo que ver con el apetito visual que tenemos las mujeres por aquellas cosas pequeñas que componen el conjunto final de algo.

Cuando vemos un look que nos inspira, que nos despierta ensueño, que tal vez queremos asimilar de a nuestro vestir, vida y estilo, queremos hacer zoom de cierta manera. Ansiamos ver cómo y de qué está compuesto. La naturaleza visual de las mujeres siempre tiene una tendencia detallista.

Por eso, en los últimos tiempos, las pasarelas, las galerías de estilo callejero y los looks de las mujeres que nos inspiran, han encontrado una nueva sutileza de impacto significativo: los esmaltes, ese accesorio que viste, de manera clásica, audaz, juguetona, segura o inesperada, nuestras manos.

Pequeño y aparentemente demasiado sutil, en las últimas temporadas, los reportes que quedan después de las pasarelas incluyen tendencias cosméticas, invitaciones de peinado y también juegos novedosos e interesantes con el look que podemos lograr con un esmalte.

Y también, con cierta frecuencia, esos acercamientos magníficos del estilo callejero o de un look inspirador en una pantalla digital, resaltan ante nuestra mirada porque algo sobre el esmalte combina, exalta, acompaña, remata o coordina con la joyería, los estampados, las prendas, los coloridos.

Pueden ser un accesorio en sí mismo. A veces nos aportan estilo atemporal (rojo, nude, rosa). Otras nos permiten jugar con colores encendidos e inesperados. Por momentos son más acerca de grafías y artes y pequeños jugueteos a pequeña escala.

Son, en su pequeñez significativa, otra manera de jugar, con frecuencia, con las posibilidades del color, el ánimo y el estilo. Siempre recuerdo de cómo un detalle puede tener un efecto revelador.

¿Eres de las que se anima a jugar con los esmaltes como accesorio de estilo?

Vanessa Rosales
Editora

¿Eres de las que se anima a jugar con los esmaltes como accesorio de estilo?

vía pinterest
Comentarios: 0
up
18
vía popsugar
Comentarios: 0
up
20
vía snobessentials
Comentarios: 0
up
18
vía popsugar
Comentarios: 0
up
20
vía popsugar
Comentarios: 0
up
22
vía Pinterest
Comentarios: 0
up
23

Pages

¿Eres de las que se anima a jugar con los esmaltes como accesorio de estilo?
Comentarios: 0

Comentarios

Agregar nuevo comentario

¿Quién Escribe?

Vanessa Rosales

Escritora de moda. Ha sido corresponsal de Vogue Latinoamérica, escritora para Diners, Revista Exclama, Fucsia y Arcadia. Sus columnas de moda en el periódico El Heraldo la inauguraron como una singular voz crítica ante la moda en Colombia. Fue editora de Tutrend.com, Editora de Moda en Cromos y Proyectos Semana. Una formación académica en Historia y una Maestría en Periodismo con el diario argentino La Nación propiciaron en ella la capacidad para mezclar un agudo sentido editorial con una mirada más profunda de la moda y el estilo.

Embajadora de Onda de Mar y Consultora Editorial de Salomón Azulu, en 2012 creó Vanguardstyle.com, especializado en el tema del estilo. Actualmente vive en Nueva York, donde está becada por Parsons The New School for Design en una Maestría en Fashion Studies y desde donde ejerce como Editora del blog de Naf Naf.

vanessa @vanguardstyle.com