Looks vs Sentimientos

Fecha de publicación: 22 de Diciembre de 2015

Una fantástica pluma de moda escribió una vez que lo que más nos entusiasma de la ropa es, con frecuencia, la promesa que nos ofrece.

Un vestido, una blusa, una prenda, se sienten más vivas cuando están a punto de ser nuestras. Son más emocionantes en el futuro posible. Y una vez pasan a nuestras vidas, a nuestro dominio, a nuestra disponibilidad, parecen perder ese fulgor que nos hinchaba de emoción al contemplar la idea de tenerlas.

La fuerza de esta idea sirve para demostrar cómo, en las cosas de moda y de mujeres, los sentimientos son definitivos. Algo similar sucede cuando, un lunes por la mañana, una mujer, frente a su armario, donde cuelgan ropas distintas y variadas, tiene la sensación, absolutamente verdadera, de que no tiene nada qué ponerse.

La misma pluma fantástica se pronunció sobre este tema, explicando algo que sucede a muchas mujeres: ese sentimiento, de no tener nada qué ponerse, tiene que ver con el hecho de que lo que sí tenemos al alcance ya no es compatible con nuestro ánimo o lo que pretendemos expresar a través de lo que nos ponemos.

Es increíble comprobar cómo los sentimientos pueden tener efectos a veces más intensos que las mismas apariencias.

Si una mujer se siente pobremente vestida, o si hay en su ropa los destellos de una decepción o una tristeza, todo en su look puede ser pulido o bonito, pero el efecto no será igual de certero.

Si hay sombra de duda hacia ella misma, si se siente ligeramente desmotivada, su look puede ser bello, sus ropas bien combinadas, su ensamble contemporáneo y a la moda, pero es posible que esa sombra salga entre las prendas. Y que tiña la energía, los movimientos, las poses y los gestos de la mujer. Es posible que se perciba más aquello que la ropa bonita que lleva puesta.

Por el contrario, pasa también que a veces en tenis, libre de o con poco maquillaje, con algo plano y básico, una mujer pueda sentirse libre y conquistadora. Más fuerte y rutilante, más confiada en sí misma y en todo lo que la envuelve.

A veces ni lo uno ni lo otro. A veces el ensamble va acompañado de sentimiento de confianza y fuerza. Tanto el look más desenfadado y confortable como el más calculado y compuesto.

Para comprobar esto basta con verificarnos en esos momentos. Basta con refrescar esos momentos en que los sentimientos fueron más fuertes que la ropa que llevamos puesta. Incluso, a veces nos vemos en una foto de otro momento, vemos la ropa, nos admiramos por ella y lo que recordamos es la sensación que tuvimos ese día, vestidas de esa manera.

A veces la ropa es capaz de expresar nuestros sentimientos. A veces nuestros sentimientos definen la ropa que tenemos puesta.

Y ambas cosas nos recuerdan que adentro nace todo: la certeza del estilo que se tiene, la apreciación de la belleza particular e imperfecta, la confianza en lo que se es, independiente de lo que otras sean, el goce que puede ser adornarse, jugar, ser mujer.

¿Qué papel juegan los sentimientos en tu estilo de vestir?
Vanessa Rosales
Editora

¿Qué papel juegan los sentimientos en tu estilo de vestir?

vía Pinterest
Comentarios: 0
up
23
vía pinterest
Comentarios: 0
up
23
vía pinterest
Comentarios: 0
up
23
vía thekidcollective
Comentarios: 0
up
19
vía thesimplyluxuriouslife
Comentarios: 0
up
21
vía Pinterest
Comentarios: 0
up
20

Pages

Qué papel juegan los sentimientos en tu estilo de vestir?
Comentarios: 0

Comentarios

Agregar nuevo comentario

¿Quién Escribe?

Vanessa Rosales

Escritora de moda. Ha sido corresponsal de Vogue Latinoamérica, escritora para Diners, Revista Exclama, Fucsia y Arcadia. Sus columnas de moda en el periódico El Heraldo la inauguraron como una singular voz crítica ante la moda en Colombia. Fue editora de Tutrend.com, Editora de Moda en Cromos y Proyectos Semana. Una formación académica en Historia y una Maestría en Periodismo con el diario argentino La Nación propiciaron en ella la capacidad para mezclar un agudo sentido editorial con una mirada más profunda de la moda y el estilo.

Embajadora de Onda de Mar y Consultora Editorial de Salomón Azulu, en 2012 creó Vanguardstyle.com, especializado en el tema del estilo. Actualmente vive en Nueva York, donde está becada por Parsons The New School for Design en una Maestría en Fashion Studies y desde donde ejerce como Editora del blog de Naf Naf.

vanessa @vanguardstyle.com