Garance Doré: Amor, Estilo, Vida

Garance Doré: Amor, Estilo, Vida

Muchas mujeres tienen lemas que las acompañan a lo largo de sus vidas. Son como patrones temáticos, hilos conductores, hilos invisibles que van apareciendo a lo largo de sus biografías. Son símbolos que van marcando los aspectos más variados que componen su identidad. Marcan y reflejan, por ejemplo, sus lenguajes de su vestir, las carreras u oficios que persiguen, el tipo de estética que crean a su alrededor y la forma cómo crean la obra de arte que es la vida.

Estos lemas pueden estar basados en asuntos tan variados como la feminidad misma - para algunas mujeres están enfocados en asuntos del dar, en el apetito de viajar, en los temas de consciencia, en el autoconocimiento a través de todas las disciplinas que lo ofrecen; en la dedicación artística o creativa, en la creación y cacería de la belleza en todas sus formas, en la disciplina armoniosa del cuerpo físico. Las posibilidades no tienen límites.

Garance Doré, sin embargo, ha fijado las grandes temáticas de su arte y biografía alrededor de tres grandes lemas que apelan a muchos tipos de mentes femeninas. Esa es la esencia de su más reciente libro – un bonito objeto de tapa rosa donde encontrar las exquisitas ilustraciones que ella misma realiza (hechas con pinceladas finas y con un toque inevitablemente francés), reflexiones sobre una vida que tiene como ejes la moda, el vestir, la fotografía, el estilo callejero, la creación digital, lo francés y desde hace unos años también lo neoyorquino, lugar donde hace unos años reside.

Pero, sobre todas las cosas, se trata, ha dicho ella misma, de una libro que reflexiona sobre la posibilidad de ser una mujer bella en lo interno y en lo estético.

Quienes no están familiarizadas con Doré, es ella una francesa de cuarenta años, viviendo en Nueva York, que hace fotografía de estilo callejero, que ilustra de manera exquisitamente femenina, que fue pareja del célebre Scott Schuman de The Sartorialist, que tiene más de una década capturando la acción interna de las grandes semanas de la moda con su lente y que realiza también sensibles colaboraciones con marcas y creativos de la industria del estilo.

Pero Doré fue, además, una de las pioneras del asunto del blog, tan atrás como 2006, cuando encontró, como tantas otros individuos, una manera de hacer visible su trabajo, de expresar su prisma ante la vida, de exhibir ejemplares de mujeres que en su visión poseen estilo, don de vestir, gracia, sustancia y belleza en sus más distintos sentidos.

Cuando se piensa en blogueras, es común que venga a la menta la imagen de una fabulosa jovencita con la aparente capacidad de reinventarse a sí misma infinitamente a través de su vestir. Pero Doré, a sus cuarenta años, no sólo fue una de las pioneras, sino que ha sido una de las creativas digitales más sustanciosas de la última década que la ha visto crecer. De allí tal vez que hace dos años, ella y Schumann hayan sido concedidos un premio por la CFDA a cuenta del tema.

La creatividad editorial de Doré navega los distintos aspectos del estilo femenino. Con reflexiones propias sobre temas ultra-femeninos (como la lucha contra perder esos últimos últimos kilitos), cómo llevar prendas eternas, entrevistas a musas que la inspiran, fotografías pensativas e ingeniosas para marcas (como fotografiar para una marca elementos en la ciudad de Nueva York que le recordaran a una falda plisada insigne del sello).

Ahora, con su libro, Doré materializa una visión en un objeto que hace sólida su bella visión. Una visión que está inevitablemente mediada por su estirpe de francesa chic, que combina lo duradero con lo digital y que se caracteriza sobre todo por un gran lema: la búsqueda de procurar belleza interna y externa a lo largo de la biografía femenina.

,

¿Qué opinas de Garance Doré?

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>

Continúa Inspirándote

Agregar comentario

Subscribirme al Blog