Lo que te pones, la mujer que eres

Lo que te pones, la mujer que eres

En la París del siglo diecinueve, cuando la fotografía aún no existía, la moda se encontraba en las pinturas. Los pintores ponían atención a las mujeres finamente vestidas. Entraban a sus salas para retratar la gran elegancia de la parisienne, la extraordinaria mujer de París. En ese tiempo, se creía que la ropa hablaba sobre la persona que la llevaba puesta. Un sombrero no era una elección casual. Un parasol de seda y madreperla era un símbolo. Un vestido era un mensaje cifrado del espíritu de la mujer que lo escogía. Se creía que la ropa era una forma de decir, sin palabras, algo sobre el alma del individuo.

,

En nuestro tiempo, es difícil encontrar el alma de las personas en la ropa que llevan puestas. Erase una vez cuando usar una chaqueta de cuero negra significaba ser rebelde. Cuando usar pins y taches era una forma de pertenecer a una tribu. O cuando ponerse una minifalda era reclamar una nueva manera de ser mujer.

Hoy, la moda es mucho más libre, más basada en la imagen. Cualquiera puede usar una prenda sin que haya demasiado significado detrás de la elección. Pero la moda, en su lado más bello, es una forma de expresar la identidad que guardamos en nuestro interior. Más que seguir tendencias pasajeras, es buscar en la moda una forma de materializar la mujer que eres. ¿Cómo decir quiénes somos a través de lo que nos ponemos?

,

Hay que crear una conexión. ¿Quién eres? ¿Qué amas? ¿En qué clima vives? ¿Cómo es tu cuerpo? ¿Cómo es tu vida? ¿Qué necesitas para moverte? ¿Qué tipo de prendas te conectan con la belleza? ¿Recuerdas algún look que te hicieran sentir completamente conectada con la mujer que eres? Si tu ropa es una expresión material de estas preguntas, habrás logrado una de las cosas más bellas y retadoras del vestir.

Cuando la ropa es una extensión de su ser, una mujer encuentra la conexión más poderosa con la moda: la de expresar su identidad con lo que adorna su cuerpo.

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>

Continúa Inspirándote

Agregar comentario

Subscribirme al Blog