Manual de Estilo para el Año Nuevo

Manual de Estilo para el Año Nuevo

En la vida de una mujer, la ropa actúa con frecuencia como indicador de nuevos comienzos. Renovarnos por dentro usualmente nos motiva a expresarlo por fuera.

La tradición de un nuevo año abre las compuertas a la esperanza de un nuevo capítulo. Inicios frescos. Nuevos hábitos. Metas diferentes. Reinventarnos siendo las mismas.

La moda nos permite redescubrirnos tanto en nuestra apariencia como en nuestro interior.

Claves para celebrar el arte de ser mujer en el nuevo año que comienza.

1 – Viste tu mente. Recordemos que el estilo también está en la mente y en las actitudes que tenemos. Investiguemos los temas que nos interesan. Cultivemos nuestra vida interior. La sustancia y la inteligencia nunca pasan de moda.

2 – Usa más rojo. En la boca, en los zapatos, en un vestido, en un detalle en tu habitación. El rojo es un color feroz que nos recuerda grandes sentimientos como la pasión, la perseverancia y el amor – por nosotras mismas, por la vida, y por quienes nos rodean.

3 – Vístete con elegancia sin importar la ocasión. Ponte ese vestido que siempre guardas para los momentos “especiales”, atrévete a verte increíblemente vestida así sólo para subir el ánimo o porque te provocó.

4 – Adopta las tendencias que realmente ames y que vayan contigo. No todas las tendencias de una temporada nos favorecen o se ajustan a nuestro estilo. Vale más ser fiel a sí misma que trendy sin motivo.

,

5 – Usa prendas clásicas y eternas. Ponte una camisa blanca de botones. Apuéstale al vestidito negro. Busca una blusa de rayas marineras. Ponte bailarinas negras o rojas. Hay gran hermosura en las estampas que sobreviven el tiempo.

6 – Fíjate más en los detalles. Mira si puedes combinar dos collares al tiempo. Dóblate las mangas de la camisa. Estiliza tus prendas. Los detalles hacen grandes diferencias.

7 – Ponte la meta de variar más y ser creativa con lo que tienes. Evita los conjuntos. Trata de mezclar tus prendas siempre de manera distinta. El efecto es la sensación de estarse renovando constantemente.

8 – Usa perfume todos los días, siempre. Es un accesorio invisible y, aún así, increíblemente poderoso. Busca tu aroma insigne y aprópiate de él; día tras día.

9 – Vístete con más romance. Más femenina, más delicada, si lo tienes, busca tu lado profundamente romántico y exprésalo con texturas, colores suaves, plisados, encajes, lunares.

10 – Sé fiel a ti misma. Vístete más para complacerte a ti misma, independiente de lo que los otros digan o crees que puedan decir. Sigue tu instinto.

,

11 – Toma nota de las francesas. No todo tiene que ser impecable siempre. Si tienes un blazer formal, ponte jeans deshechos. Si tienes pestañina, maquilla poco el resto de tu cara. Si tienes una falda pitillo, usa bailarinas en vez de tacones. Ponle un toquecito de informalidad siempre a todo lo elaborado.

12 – Ponle más atención a tus accesorios. Invierte en ellos. Busca en el armario de tu madre o de tu abuela. Termina un look pensando con cuidado y cálculo los complementos que lo finalizan.

13 – Siempre, siempre: vístete para tu cuerpo. Conócelo. Investígalo. Trátalo bien. No le fuerces siluetas que no le favorecen. Aprende los trucos que sacan lo mejor de él.

14 – No temas agregar un poquito de drama y de glamour. Plumas, brillos, algo barroco, aretes exagerados. Siempre recuerda que se vale jugar, tener un poquito de actriz, ponerle a tu estilo un poco de fantasía.

15 – Diviértete. Usa cosas que jamás habrías considerado ponerte. Ensaya un color o una silueta completamente nueva. Que la moda nunca te esclavice, que sea una forma más de expresar, con gozo, la mujer que eres.

 

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>

Continúa Inspirándote

Agregar comentario

Subscribirme al Blog