Tops Cortos: una cuestión de proporciones

Tops Cortos: una cuestión de proporciones

La moda y la arquitectura tienen mucho en común. Una crítica de moda solía decir que, si lo pensamos, las superficies que más observamos en nuestro mundo visual son la ropa y los edificios.

La ropa y los edificios, además, dicen mucho sobre la cultura de un lugar. Y Chanel, que insistió en diseñar pensando en el cuerpo de la mujer, decía literalmente que la moda es arquitectura; una cuestión de proporciones.

,

La moda es un universo de trucos. Y a veces un look funciona por la manera cómo se construye, por las siluetas que combina, y por los efectos que resultan al juntar ciertas formas.

Desde 2011, un look parece inundar nuestro mundo visual: el de los bare midriffs o crop tops. ¿En qué consiste? En mostrar un pedazo de piel del torso. Con pantalones o faldas talle alto. Con tops justos y blazers o con tops esculturales y sueltos.

,

El truco está en adaptarlo a nuestro tipo de cuerpo. Los tops más cortos y ajustados son para las mujeres más delgadas. Las que tienen siluetas más redondas pueden adaptarlo usando faldas en A talle alto o pantalones masculinos con cinturas subidas. Una chaqueta lo ayuda a verse más sofisticado.

Los tops cortos reviven el estilo de los años 40. Recuerdan la fiebre de enseñar el ombligo en los años 90. Crean un tipo de feminidad sensual que bien llevada puede ser altamente sofisticada. El look funciona cuando las proporciones son acertadas. Y esa franja de piel revelada comprueba que la sensualidad funciona más cuando no es tan explícita.

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>

Continúa Inspirándote

Agregar comentario

Subscribirme al Blog