¿Por qué amamos el blanco con negro?

¿Por qué amamos el blanco con negro?

Una de las tendencias de 2013 tiene forma de geometría, de juego óptico, de figuras gráficas en dos colores que nunca parecen perder vida: blanco y negro. La pasarela de Marc Jacobs primavera 2013 fue un paisaje así: una vista de Op Art, con líneas y cuadrados a todo contraste, con influencias mod y vibraciones modernistas.

Jil Sander y Alexander Wang lo acompañaron, con interpretaciones de minimalismo deportivo. Céline y Narciso Rodríguez acogieron el dúo contrastante con la fluidez de lo chic contemporáneo, en looks suaves pero pulidos. Lagerfeld, en Chanel, contribuyó también con puntadas que endurecen el look clásico de Coco - una de las inventoras modernas de la combinación entre blanco y negro. Phillip Lim lo trajo al escenario con cuero y los matices de la chica urbana de hoy. Michael Kors y Oscar de la Renta deslizaron sus visiones a través de las rayas, Diane von Furstenberg lo sometió al sello de sus estampados juguetones y Jason Wu reinventó la fuerza de la femme fatale con siluetas delgadas y el refinamiento afilado de una dama de hoy.

Pero la combinación de blanco y negro excede la aparición circunstancial de las pasarelas más recientes. Pervive en los lugares más distintos.

,

Está en el piso de ajedrez en la decoración del Caribe. En los hogares más modernos que asoman su presencia en Pinterest. Está en la joyería vintage Art Deco de los mercados antiguos. En los vestidos de las fotos que nos revelan jóvenes a nuestras madres y abuelas. Está en las alfombras rojas y en las editoriales brillantes de las revistas. En las opciones cotidianas de las blogueras. En nuestros armarios. En las fiestas y los cócteles a los que asistimos. En el legado de Chanel que nos persigue.

¿Qué hace que la combinación de estos dos colores sobreviva? ¿Por qué podemos confiar siempre en esta composición para cualquier ocasión? ¿Qué hace que la mezcla tenga tanto poder estético?

Blanco y negro son colores absolutos. El negro borra todo. El blanco, en cambio, hace todo resaltar. Son opuestos. Expresiones máximas de nada y todo. Son contradicción complementada. Coco Chanel - cuyos signos de estilo son identificables por la combinación permanente de ambos tonos- , solía decir que había impuesto el negro porque su presencia eliminaba todo lo demás, su uso permitía ver a la mujer. Hacia la década del 30, Mademoiselle tuvo un romance con el blanco e hizo vestidos largos y satinados que ella misma solía utilizar. No es casualidad que la gran dictadora de lo chic haya hecho de la combinación uno de sus emblemas. 

,

Tal vez la mezcla de blanco y negro nos recuerde, inconscientemente, que la vida humana está hecha de dualidades. Que no podemos escapar la contradicción. Que lo opuesto se complementa. Que lo moderno se mantiene relevante porque cree en lo atemporal. Que lo chic sin tiempo descansa en la simpleza.

Amamos el blanco y negro porque tiene esa cualidad del estilo verdadero: pasan las modas, las temporadas, pasan las fiebres y nunca pierde relevancia. Su magnetismo se debe a esa fuerza que tienen en nosotros los polos que se oponen y se atraen. Negro y blanco juntos simbolizan nuestra condición más humana. 

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>

Continúa Inspirándote

Agregar comentario

Subscribirme al Blog